Religion y Misticismo

Temas que serán tratados: - Ciencia de todos los tiempos. - Ciencias no Fácticas. - Ciencia Religiosa

Nombre: lezme

20 julio 2006

LOS VEDAS

LOS VEDAS REALIDADES DE VIDA
Mejor es cumplir con el deber propio, aunque sin merecimientos, que con ellos el ajeno. Quien cumple con su karma, establecido en su peculiar naturaleza, no cae en pecado.

La respuesta que entrega El Señor a todos nosotros, es indudablemente de un Ser que está más allá de la comprensión de simple humanos, nos está diciendo que es obligación de él la acción a la cual fue mandado, porque buscar que otros realicen su labor, con toda seguridad que pronto, estaríamos buscando las causales de nuestros fracasos en otros. El Señor nos está diciendo con toda claridad.

Has lo tuyo, aunque lo hagas mal, pero es lo que te pertenece, de caso contrario aunque hagas una obra magnifica, pero si no te pertenece, estas haciendo algo indebido, glorificarse o engrandecerse por los triunfos ajenos, lo único que se está logrando es fracasar y no identificarse con aquello que le pertenece.

Es de suma importancia que comprendamos, que todos somos necesarios para la evolución cósmica, necesarios pero no imprescindibles, entonces ejecutando lo que a cada uno le corresponde es innegable el hecho que estaremos dentro de lo estipulado para está vida.
Está identificación que nos sugiere el Señor Bendito, va aún más allá de los propios actos personales en las diferentes acciones, también es referido a, a nuestras propias formas, en muchas oportunidades se tiene la tendencia al fanatismo, lo importante es saber mantenerse al margen de cualquier contingencia que nos lleve por esos caminos, entonces libremente podemos manifestar.

Es adecuado siempre identificarse, con todo aquello que ejecutamos o accionamos dentro de los diferentes mecanismos de nuestra existencia, tenemos que tomar esa forma de actuar a todo nivel, planetario y hasta de vestimenta, cuando los seres humanos modifican hasta su cuerpo, es una clara muestra que no se identifican con aquello que les pertenece por naturaleza, y siempre serán vagabundos en una sociedad que les mantiene en constante tensión.
No podemos manifestar, que sea indebida una cirugía plástica, quizás muy aceptable para arreglar alguna falencia física sobre todo dejada después de algún accidente, o alguna malformación de nacimiento, lo que sí sería cuestionable, es cuando las personas modifican prácticamente toda su estructura exterior, y en esa forma no estarían aceptando aquello, que les pertenece por naturaleza.
Referente a otro punto importante dentro de está misma temática:

Son muchas las personas que imaginan que vinieron a ejecutar grandes obras, y en la mayoría de las oportunidades se sienten decepcionados porque la vida no les a entregado lo que ellos suponían que era adecuado, normalmente creen poseer más méritos de los que realmente poseen, y en esas instancias no desean pasar desapercibidos, y pretenden ejecutar lo que a otros les corresponde.

Estas personas lo único que están haciendo es desequilibrar, tanto su existencia como la de sus semejantes, al final de una existencia, todo termina en un desastre, no ejecutaron aquello que les correspondía, y no dejaron que sus semejantes hiciesen sus propias obras, esto acontece mucho con los padres, que pretenden que sus hijos, sean brillantes personajes, no comprendiendo que en la existencia cósmica tiene que haber un equilibrio o de caso contrario, habrían solamente gerentes y nadie que ejecutase los trabajos menores.
El ejemplo más claro de lo anteriormente manifestado, son las profesiones familiares, continúan con ellas por tradición sin importar que les guste, al final terminan haciendo algo que aborrecen, ello sin lugar a dudas es indebido, ya que tenemos a padres satisfechos y a seres realizadores de acciones que nos les pertenecen.


Lo que no existe no tiene ser, y lo que existe jamás cesara de ser. No hubo jamás un tiempo en que Yo no existiese; ni tú ni todos los seres; ni en el futuro ninguno de vosotros dejara de existir, porque ello estaría fuera de vuestra propia naturaleza y eso no puede ser posible.

Nuevamente el Señor, nos está dando una pauta reveladora, las sociedades sin importar su grado evolutivo, lo único que les aterra cuando lo analizan, es la destrucción en el todo, cosas materiales hábitat y por último su cuerpo y la esencia que a éste lo mueve, o sea el alma condicionada, el Supremo lo manifiesta claramente, el alma no puede ser destruida porque por naturaleza es imperecedera.
Cuando filosofías religiosas manifiestan que el alma se quemara en el infierno, están faltando a la verdad, lo que acontece es que una vez que logre ese estado de oscuridad, jamás podrá salir de ahí porque ya no le estará sirviendo a la luz, pero de ahí a que será destruida, es un concepto por completo diferente.
Referente a esto mismo, las filosofías Orientales no le temen al menos en tanta proporción como las Occidentales a la muerte, comprendiendo que en todos los ámbitos nos encontramos con extremismo, ya que en la India y el Tibet, existen ciertas sectas que si ven a alguien muriendo simplemente lo dejan, porque según ellos es su Karma. En muchas oportunidades se confunde que la inmortalidad del alma está al nivel que nadie puede intervenir en la mortalidad del cuerpo, si se toma esa forma de actuar podemos hacer tan fino el análisis, que llegaríamos a la conclusión de que ni siquiera la experimentación en el estado físico sería conveniente perturbarla, y nadie haría nada, pero no es así, y se tiene que actuar de acuerdo al medio de desarrollo, o de caso contrario estamos actuando hasta en contra de nuestra propia naturaleza.

Así como en ese cuerpo el alma corporificada continuamente pasa de la niñez a la juventud, y luego a la vejez, en forma similar, cuando llega la muerte, el alma pasa a otro cuerpo, el alma autorrealizada no se confunde con este cambio.

En este versículo, claramente el Señor nos está induciendo a instruirnos, ya que una persona no preparada, prácticamente la muerte es un shock, pero para aquellos conocedores de las realidades divinas, lo toman como algo natural y evidentemente ineludible. Entonces si la transmutación del cuerpo carnal en su final, hacia otro estado es ineludible, lo más adecuado sería, que cada persona pudiese comprender lo que ese acto significa, y con ello no solamente está logrando un buen paso, quizás también este logrando mejores opciones para la siguiente existencia, todos tenemos que ser participes de nuestra propia existencia o de caso contrario, cuando llega la instancia de cambios profundos, lo único que acontece son confusiones.
En está explicación, nos referimos a la siguiente existencia, dejando de lado que permanecerá en ese estado, porque aquel ser humano que ya está preparado para no volver más, no necesita de estas simples explicaciones, porque son conceptos sabidos por él, dados por la condición de su propia naturaleza.
Es aquí la importancia de preocuparnos de nuestras actividades y no de aquellas que les pertenecen a otros, porque tenemos que identificarnos con lo que somos o de caso contrario nos estamos desgastando con luchas inútiles, lo único que se logra son grandes intranquilidades interiores.

¡OH Arjuna! La aparición temporal de la felicidad y aflicción, y su desaparición a su debido tiempo, son como la aparición y desaparición de las estaciones del invierno y verano. Todo ello tiene su origen en la percepción de los sentidos, ¡OH, vástago de Bharata! Y uno debe aprender a tolerar sin perturbarse.

Es importante en estas instancias comprender que los diferentes estados siempre serán temporales, no se debe olvidar que todo en la existencia es perecedero, cuando se comprende que si tuvo principio sin lugar a ninguna duda tendrá un final, es ahí la diferencia entre lo racional y lo irracional, es la comprensión la que nos llevara por los diferentes caminos, y con toda seguridad todos ellos esclarecedores.

Así como el estado de felicidad desaparecerá, obviamente los estados aflictivos también deberán tomar el mismo camino, el problema radica es que las personas se perturban con demasiada rapidez entonces nos encontramos ante circunstancias complejas y hacen perdurar los estados negativos, se acuestan mal humorados y se levantan en la misma forma, no calman sus espíritus, entonces ante cualquier circunstancia medianamente perturbadora durante el día se produce un gran descontrol interior.

Es primordial comprender los diferentes estados de la existencia, los seres humanos deberían tomar la vida, como si fuese un oficio, si este queremos ejecutarlo en forma adecuada nos es necesario comprender todo lo que sea referente a él, porque será lo que nos proporcionará los medios de subsistencia, entonces lo adecuado sería que la propia vida la pudiésemos desarrollar en esa forma, seriamos más plenos y también un poco más felices, porque estaríamos comprendiendo los diferentes estados de la existencia.

Arjuna. ¡OH el mejor entre los hombres! La persona que no se perturba por el dolor ni por el placer y permanece firme en ambos, ciertamente es elegible para la liberación.

En este versículo, se nos está revelando una gran verdad, quizás aquella llave mágica que nos habré las puertas de la ciudad dorada, y por la importancia que este tiene amerita una acuciosa explicación, los estados emocionales de un ser humano, puede significar la diferencia entre triunfar o fracasar, y esto no solamente, va implícito en las acciones físicas, también se pueden trasuntar en aquellas acciones, que le signifiquen una evolución espiritual. Entonces aquí nos encontramos con dos grandes factores y ellos son: la felicidad e infelicidad humana, entonces tomemos los dos conceptos por separados para una mejor relación.

FELICIDAD HUMANA: Este es un concepto de una gran profundidad, y no está directamente relacionada con una determinada acción, para explicarlo en pocas palabras, los seres felices son así casi por naturaleza, no pueden estar supeditados a una determinada acción, ni menos que este acto tenga un nombre de mujer o de hombre, o determinado logro físico, porque en ese caso todo va variando de acuerdo la constante de una determinada acción, y en ese caso se depende directamente de los factores del medio, y estos siempre son muy inestables, los seres que comprenden estos factores han logrado un gran avance: entonces para estos seres la felicidad es:
- El cantar de un ave.
- La belleza de una flor
- Los primeros pasos de un niño
- Un día de invierno
- Un día de verano
- El cariño de un amigo
- Trabaja con amor
- Duerme con amor
- Vive con amor

Y existen otros miles de factores, como comprenderán no se puede hacer una relación completa; lo que sí es preponderante lo que acontece en ellos mismos:

- NACE SU ESPIRITUALIDAD PROFUNDAMENTE DEL ALMA, ESCULPIDO CON EL FUEGO DEL CONOCIMIENTO: Nada en lo referente a su vida le perturba no tiene contradicciones que le descontrolen o intranquilicen, sus creencias filosóficas normalmente son su pan de cada día, aprecia al Divino Hacedor, en todas las manifestaciones de vida.

- FACTORES COTIDIANOS NO TRASTOCAN TODO SU UNIVERSO: Comprende claramente los diferentes estados en que se manifiestan los procesos de la vida, por consiguiente siempre existe una forma adecuada de controlarlos, si hace calor lo acepta como una circunstancia del clima, si hace frío, obviamente la otra parte en que se manifiesta el clima.

Esto no significa que para este individuo, toda su existencia está plagada sólo de dicha, es él mismo el que está trabajando por ella, comprendiendo claramente, que nada es duradero en está existencia, y todo aquello que poseemos, debemos disfrutarlo en el instante que lo tenemos, pero cuando no este, también debemos tener la grandeza de reconocer que estuvo en nosotros y que sabíamos que no sería eterna.
En estas personas se da una especial forma de vida, en ellos todo lo que ejecutan lo hacen con amor, pero ese amor que nace desde dentro, que no está directamente relacionado con una opción o acción de un tercero, la persona que es feliz, irradia hacia sus semejantes ondas vibratorias de un gran positivismo, sin esperar que eso le llegue en retribución, simplemente actúa porque así es su forma de ver la vida, y está más allá del dolor o la pena, existen personas que al apreciar está forma de existir, la critican diciendo que estas son personas banales y despreocupadas, que no tienen sentido de superación, o de caso contrario los califican de fríos sin emociones, porque dicen que no saben sentir el dolor, eso es un lamentable error, y ciertamente es dicho por personas que interiormente son muy desgraciadas, ahora yo preguntare:

- ¿Solucionas tus problemas cuando estas irritado?
- ¿Ganas algo odiando?
- ¿Que beneficios tienes siendo rencoroso?
- ¿Qué has ganado llorando a alguien que ya no está?
- ¿Has sido capaz de vencer un una sola oportunidad un proceso natural de la vida?

Verdaderamente es real que cuando ciertos sentimientos entran en tu ser, ellos te encadenan, y te hacen más miserable que lo que tú realmente eres o puedes soportar, ahora tú me puedes replicar:

- La vida es una lucha.
- Para ser respetado se tiene que tener poder.
- El conquistar cosas me hace superarme.
- Si no soy ambicioso me estancare.

Está bien, acepto tus argumentos, y por mi forma de apreciar la existencia deberá aceptarlo, porque mis razones no son mejores ni peores que las razones de otros, lo único que podría preguntarte es:

- ¿Que justificación darás cuando hayas perdido la última batalla?

Entonces si me dices que el conseguir logros físicos es tu razón de existir, lo aceptare porque es tu realidad, espero que ellos te sirvan o puedas llevártelos hacia la transmutación más allá de está vida, porque si no logras ese propósito, todo el tiempo que has perdido acumulando cosas físicas, simplemente lo has derrochado, pero replicaras que ellas son necesarias, para tu diario vivir, eso es verdad, pero no es menos ciertos que si no les hubieses entregando tanto tiempo para poseerlas, de todas formas las hubieses logrado porque era la consecución de un acto natural, que la propia existencia tenia preparada para ti, existen miles de personas que van en una acción casi alocada por conseguir un determinado objeto que supuesta le es de una necesidad imperiosa, al poco tiempo que lo a logrado y pasada la primera euforia, se da cuenta que en sí le era necesaria, pero no era de vida o muerte, y que todo el esfuerzo tanto en tiempo como preocupación no valió la pena, porque pudo ser logrado de todas formas sin ese enorme esfuerzo.
Erróneamente se piensa que las personas, que controlan sus acciones y gozan de cierta felicidad son banales y no tienen sentido de superación, también dicen que sin la lucha diaria, no hay razón de existir, y que en ese caso el ser humano no hubiese salido jamás de las cavernas. A lo que yo me estoy refiriendo es por completo diferente, todo individuo está forzado por el medio a enfrentarse en una constante lucha pero:

- Si para tener una casa, debo esclavizarme, ¿vale la pena?
- Para amoblarla, debo esclavizarme, ¿vale la pena?
- Si para poseer un auto, debo esclavizarme, ¿vale la pena?

¿Cuándo me detendré? Porque luego querré otra casa, más autos... más y más hasta que llegue la instancia de un completo descontrol y todo ello ¿vale la pena? Si ustedes estiman que sí, deberá aceptarlo aunque en sí no comparta esa realidad.
Conocí a un hombre que deseaba tener un televisor en colores, trabajaba como un animal de Lunes a Lunes, y como luego hubo otras metas continuo con ese ritmo, entonces le pregunte; ¿disfrutas tu televisor? Me miro hizo un gesto incomprensible y me dijo; no tengo el tiempo para esas banalidades, entonces le manifesté que él había, luchado por tener ese televisor, y que razón tenía entonces no tener el tiempo para disfrutarlo, simplemente me dijo que sé yo era una persona que no comprendía las luchas de aquellos que realmente quieren superarse.
Esas luchas sinceramente no las comprendo y prefiero no seguir comprendiéndolas porque en ese caso, hará de mi existencia un hecho desgraciado que sólo está marcado por aspectos físicos, los seres felices, son ambiciosos con sigo mismo, pero ello lo controla de acuerdo a sus necesidades, no son las que el medio impone si no las que él necesita, vive según sus propias prioridades, va en una constante lucha por superar su propia mediocridad, se preocupa de sus acciones antes de las acciones de sus semejantes, limpia primeramente su casa, antes de pretender que los otros limpien la de ellos, sus procesos están enmarcados dentro de un equilibrio, comprende que no puede ser un ser espiritual, porque ello le produciría una desadaptación, también comprende que no puede ser un ser completamente físico, porque ello le estaría alejando de sus metas evolutivas, cuando se llega a éste punto, es cuando se debe demostrar que tanto se a avanzado en la existencia, en algunas personas se puede producir un gran descontrol, porque no saben como actuar, pero cuando se comprende a plena cabalidad la existencia, se encuentra la clave perfecta, ésta es el balance perfecto entre la materia y el espíritu.
Algunos promulgan, que el ser humano tiene que ser solamente espiritual porque ello es lo que lo enaltece, entonces de inmediato debemos dilucidar una incongruencia, venimos de un mundo espiritual, que es el que existe en la inmortalidad.

¿Entonces para que venimos a éste mundo gobernado por la materia?

Otros promulgan que el ser humano tiene que ser solamente físico, otra incongruencia porque cuando se deje éste estado debemos ir a un mundo espiritual y en ese caso todos nuestros procesos no servirían para existir en ese mundo, la única alternativa viable que nos está quedando es producir el adecuado balance entre la materia y el espíritu.
Una persona que comprende lo que en si es la felicidad, tiene en ella una latente realidad, todo... absolutamente todo, lo que se ejecuta en el estado de la carne, sin importar lo importante o insignificante que sea, o que este ejecutado en un planeta retrasado o sumamente evolucionado, o aún más que este ejecutado en alguna dimensión, de todas formas son actos miserables, porque nos causaran dolor, y este concepto se refiere, que eso acontece porque está aún limitado por el nacer y morir, un ser humano deja de ser miserable, cuando ya no nace más porque en ese caso, todo aquello que posee no estará limitado por la putrefacción de la carne.

Cuando logramos tener este nivel de comprensión, tanto de lo que es la existencia física como espiritual, hemos logrado comprender en una pequeña proporción lo que significa la felicidad; cuando hemos dado ese gran paso tenemos a un ser que en todas sus acciones posee el adecuado equilibrio.

Todos los factores mencionados van directamente relacionados con la superación humana y ella nos entrega felicidad, la grandeza en nuestros actos está en que sepamos comprender, que nada será eterno y debemos conformarnos simplemente con los actos que interiormente nos haga sentir que estamos en el camino que hemos ayudado a trazar para nosotros. Entonces este ser que comprende los factores de la vida actúa de la siguiente forma:
SE LEVANTA CON AMOR
TRABAJA CON AMOR
DUERME CON AMOR



INFELICIDAD HUMANA: El hombre quiso ser feliz, sabía que tenia que haber una buena opción entonces pensó:

El dinero hace la felicidad.
Luchó por lograrlo.
En ese instante que ya tenia dinero se dio cuenta que no era feliz, entonces se dijo:
El amor hace la felicidad.
Luchó por conseguirlo.
Entonces ya tenía amor y dinero.
Pero no era feliz y pensó.
Debo consolidar ese amor.
Y tenía amor, dinero y unión.
Pero seguía no siendo feliz.
Y pensó la familia lo es todo.
Tenía dinero, unión, amor y familia.
Pero no era feliz, entonces pensó.
Un amante me hará feliz.
Tenía dinero, amor, unión, familia y una amante.
Pasó la primera noche con ella y dijo:
La felicidad no existe.

Era más que obvio que con esas bases le sería imposible lograr sus propósitos, lo lamentable de su actitud fue, que renegó de ella y fue indebido. La felicidad si existe, pero no tiene una determinada representación ni algo que la acredite, ella nace desde las profundidades del ser interior y no existe nada que sea capaz de destruirla, todos los factores antes mencionados, no son más que una ínfima parte de la felicidad, si no hay amor, es imposible que un ser humano sea infeliz, porque el amor es solamente una parte de un Todo, cuando se toma una determinada acción encuadrada dentro de nuestras propias necesidades y la queremos manejar de acuerdo a nuestros propios intereses, simplemente nos estamos esclavizando, entonces el ser humano a deformando los conceptos, se convirtió en un ser infeliz y escuchamos a diario conceptos que nos parecen reales y exactos, pero no son más que alegorías a la desgracia y a la miseria humana:
- Soy celoso porque te quiero demasiado.
- Entre el amor y el odio no existe distancia.
- Debo tener muchas cosas para ser respetado.
- El que me la hace me la paga.

Sólo analizaremos estos cuatro conceptos, que en si suelen ser los más representativos, comprendiendo que otros miles quedaran de lado, pero no tendríamos papel suficiente como para analizarlos todos:

I.- LOS CELOS: Es muy comprensible tomar una forma de actuar que suele ser común y cotidiana, si desde siempre los celos se han asociado con el amor, quedo así estipulado a través de los tiempos, que sea algo expresado por naturaleza, eso no significa que sea lo correcto, y en la practica no lo es, porque esto está infiriendo otras acciones que son por completo diferentes.
Una persona celosa simplemente es enferma, ya que en interior debe formar una capa protectora que le proteja ante el mundo, y ello lo requiere por causa de su propia inseguridad en sí debería hacerse tratar por un especialista, para de una vez por toda eliminar ese nefasto sentimiento, ya que al poseerlo lo único que puede lograr es penas y desgracias, y aún algo más importante perder grandes opciones en su propia evolución, y no dejando de lado que otros factores mentales le pudiesen perturbar.
Cuando una persona ama de verdad, los conceptos que posee de éste sentimiento son universalizados, y no limitados por un sentir, que en muchas oportunidades, es prontamente transformado en egoísmo puro, y desde ese punto la vida se observa con otros ojos y todo va paulatinamente cambiando y se transforma en algo simplemente miserable, y aquello que supuestamente era una bello sentimientos no-queda nada, haciendo al ser humano esclavo de sus propios defectos y lo lamentable de está acción es que, van dejando de lado su propia evolución, una persona con este defecto pasara muchas vidas tratando de vencer ese aspecto, no es valedero el concepto: Soy así que le voy hacer.

Si una persona es consciente de la verdadera existencia cósmica, debe pedir ayuda para vencer este aspecto, o de caso contrario esperar otras instancias para vencerlo, la pregunta es, ¿hasta cuando esperara por ti la inmortalidad? Te podemos asegurar que no esperara para siempre, porque todo aquello que se inicia en procesos debe terminar o de caso contrario sería un estancamiento evolutivo, y eso no puede ser posible.

II.- ENTRE EL AMOR Y EL ODIO NO EXISTE DISTANCIA: Otra gran falsedad, es imposible que una persona que haya amado con profundidad, por el simple hecho de una separación deje de amar, y más aún, que ese bello sentimiento sea transformado rápidamente en odio, porque en ese caso, no amó jamás simplemente tenia una posesiónismo disfrazado con un sentimiento, cuando me refiero al amor es el de verdad, y no aquel que está gobernado por la pasión, ó el deseo animal por poseer un determinado cuerpo.
Cuando los seres humanos toman una determinada acción, estarán tomando como base, aquello que otros han ejecutado con antelación, en si no son sus procesos es simple imitación, los casos se presentan por miles: hombres que son engañados pagan engañando, mujeres en la misma forma, la pregunta que no se puede dejar de hacer, ¿qué lograron?
La respuesta es una sola: Nada... absolutamente nada, a no ser la propia denigración personal y siguen vagando dentro de sus propias amarguras, parecen vegetales humanos, el odio es un sentimiento nefasto que va corroyendo la sensibilidad humana, y va transformando un mundo supuestamente positivo, en un mundo negativo y nada bello puede crearse desde la instancia del odio, colectivamente un sentimiento así, puede hasta llegar a colapsar a una civilización, lo más terrible en el aspecto del amor y el odio, que luego de haberse destruido como seres humanos, pasa un determinado lapso de tiempo y que en muchas oportunidades es casi instantáneo viene nuevamente el proceso del enamoramiento, ¿y que paso con todo lo expresado anteriormente?
Queda olvidado en la conflagración de los tiempos, como algo inservible y no aprenden de aquello que tanto les hizo padecer, lamentablemente todo queda perdido en el tiempo, y ello no puede ser posible si se pretende evolucionar.
El ser carnal y físico posee un defecto que es endémico de está raza, y en todo los tiempos a presentado los mismos síntomas, son amnésicos por naturaleza, están convencidos que con el paso del tiempo todo queda olvidado ello puede ser realidad, sólo en lo que el hombre cree manejar, pero para la ley del karma, todo lo dicho y aquello por decir no es olvidado jamás y a su debido tiempo se debe producir el balance adecuado, una persona odio por un determinado tiempo, y luego entro en un periodo de bellos sentimientos, tiene que estar consciente que su cuenta negativa no será olvidada; se comprende perfectamente que una desunión sentimental siempre produce colapsos, pero ello no significa que después del termino queden todos heridos, ¿no sería mejor? Simplemente recordar los instantes bellos pasados con esa persona, y no estar constantemente rodeándose de fuerzas negativas que todo lo retrasan, mediten estos aspectos ahora que aún hay tiempo.

III.- DEBO TENER MUCHO PARA SER RESPETADO: ¿Es eso realmente cierto? Error nuevamente, el poseer cosas ya sean materiales o un alto estatus social, no es más que una contingencia de los tiempos y no podemos olvidar que estos son demasiado cambiantes, un ser humano puede sentirse orgulloso de muchas cosas de su vida, menos de sus logros materiales, el tener dinero y grandes posiciones, no hace mejor ni peor a un ser humano.
Es innegable el hecho que la explicación fue larga, pero necesaria, el Señor se refiere que la felicidad e infelicidad, son pasajeras, jamás un estado u otro dura por un largo tiempo, entonces es ahí la grandeza del ser humano como para mantenerse firme en sus conceptos. Él dice que sólo los grandes videntes, están al tanto de estos conceptos, y ello es debido que estos seres están más allá de lo que gobierna la materia, y no se dejan influencias por contingencias pasajeras, si uno quiere estar bien con su propia naturaleza lo primordial, es encontrar bien, tanto el día como la noche, el calor como el frío, ya que todo estado por su naturaleza no tendrá duración ilimitada.
Estamos forzados por las propias circunstancias de la vida, actuar correctamente, cualquier acción indebida nos puede hacer cometer errores y ello nos llevará irremediablemente por las vías del fracaso.
Cuando estamos en la Espiral Evolutiva que es la asignada a nuestros Espíritus Virginales, las únicas posibles manifestaciones del ser, son en relación nuestra propia evolución, no hay nada más que la existencia nos pueda entregar.