Religion y Misticismo

Temas que serán tratados: - Ciencia de todos los tiempos. - Ciencias no Fácticas. - Ciencia Religiosa

Nombre: lezme

20 abril 2006

BUDA: LOS NECIOS, LOS SABIOS

BUDA MÁS SOBRE LOS NECIOS


Aún si toda su vida un necio se asocia con un sabio, no comprenderá la Enseñanza, igual que la cuchara nunca captará el saber de la sopa.

Cuando se desea cambiar un propósito y en sí misma la vida, es un proceso extremadamente complejo, y normalmente la podemos asimilar durante varias existencias, hasta que la comprensión es la suficiente como para dar el primer paso, lo mismo que el niño debe ser preparado desde su corta infancia, para cuando sea un joven y pueda entrara una universidad a estudiar una carrera de alto nivel profesional, todo requiere un proceso, de caso contrario los avances al menos en comprensión serán mínimos.
Cuando se quiere comprender la enseñanza superior que es entregada para la evolución del alma condicionada, y todo ello nos relaciona con las necesidades del espíritu, iniciada desde su comprensión de la divinidad, innegablemente se requiere poseer la claridad, para comprender, lo que es el alma, el espíritu y la divinidad, se tiene que saber cual es la causa del propósito de una enseñanza, sin ello es adquirir conocimientos prácticamente sin comprenderlos y en ese caso no cumple ningún propósito medianamente definido, que lo lleve por las vías de comprender realmente lo que está aconteciendo. Porque su inteligencia no está capacitada o adiestrada hacia ese propósito.


Si un hombre inteligente se asocia con uno sabio, aunque sólo sea por un momento, rápidamente comprenderá la Enseñanza, como la lengua capta el saber de la sopa.

Normalmente la inteligencia es mal asociada, se piensa que una persona es inteligente porque está preparada para los diferentes procesos, o en otros casos porque ha adquirido un gran nivel profesional.
Todo lo antes mencionado se inicia después de la inteligencia, un ser humano puede no saber leer ni escribir y ser muy inteligente, entonces en lo mencionado en este versículo, se comprende que un ser inteligente sí comprendería con toda facilidad aquello que le puede entregar la enseñanza superior, siempre y cuando ella vaya enmarcada directamente con la superación del espíritu.
La inteligencia es un don entregado por la vida, todos los seres humanos lo poseen en mayor o menor grado, lo importante es saber canalizar ese don, porque de caso contrario puede llevarle por las vías indebidas y en ese caso ese potencial ser utilizado en cosas que perjudiquen tanto su existencia como las de sus semejantes.
En el diario vivir, siempre tenemos ejemplos de esto, cuando se dice que un delincuente fue muy inteligente para planificar su fechoría, sé está refiriendo a una capacidad mal utilizada, la posee pero no la encausó y el final es de todas formas un descalabro.


Necios, hombres de inteligencia inferior, se comportan como sus propios enemigos, cometiendo males actos que producen frutos amargos.

No es un error de concepto, cuando se manifiesta que el peor enemigo del hombre, es el propio hombre. Cuando la comprensión es nula o si existe está mal encausada, nos encontramos con formas de pensamiento nefastas, las cuales les pueden hasta destruir así mismos, entonces con mayor razón actuaran en contra de aquellos que no están en su propio circulo.
Todo aquello que se ejecuta en la acción del conocimiento, la fe y el sentimiento de lo divino obviamente produce frutos adecuado, pero aquello aunque sea muy selectivo si está ejecutado por alguno de malos pensamientos, siempre estará infectado con ese virus, el cual corroe las propias acciones que supuestamente debieran ser buenas, la bondad, el amor, la comprensión y la paz, solamente puede ser entregada por seres humanos buenos, los otros lo único que pueden hacer es disfrazar las acciones produciendo un resultado parecido, pero que al final del análisis de todas formas sigue siendo nefasto.


No está bien hecho aquel acto que causa remordimiento después de llevado a cabo, y cuyo resultado uno experimenta lamentándolo con lágrimas en la cara.

Aquí tenemos un versículo muy revelador, existen grandes diferencias en como se ejecutan ciertos procesos, se suele decir que el fin justifica los medios, ese es un axioma estúpido, porque deja al ser humano condicionado, a merced de sus propios instintos, y son estos los que en muchas oportunidades, tergiversan los diferentes procesos. Cuando no se conoce la propia libertad de la razón humana, es complejo poder posteriormente ejecutar acciones sin que estas causen dolor, porque aquel que ejecuta un acto, mirando solamente en su beneficio personal, obviamente estará accionando mecanismos, los cuales buscaran el equilibrio para ser realizados según su origen y si ese equilibrio lo encuentran en el daño a un semejante, no tendrán ningún resquemor en llevarlos a la practica.
En todas las situaciones complejas de la vida, lo lamentable es que se llora después del daño ejecutado, entonces repetimos lo de siempre, se debió pensar antes en lo que podía pasar, ahí está la clave de la existencia, cuando un ser humano ejecuta una acción, solamente pensado en el resultado beneficioso que tendrá, está actuando en la modalidad de la pasión, y es su propia ignorancia la que le hace actuar en esa forma, posteriormente, cree que queda eximido de responsabilidad, por la injerencia de su propio sufrimiento, no es tan así, porque sería simple actuar en forma irresponsable y después pagar con lagrimas el daño ejecutado.
Todas las diferentes formas de expiación que entrega la existencia, son más profundas que pensar solamente. “Ya sufrí, seguramente con ello basta”, una gran obra no es la compensación de un pequeño error, son acciones de origen diferente, no tienen porque ser mezcladas.

Bien hecho es aquel acto que no causa arrepentimiento y cuyo resultado uno experimenta con la mente llena de gran deleite y felicidad.

Para llegar a obtener un resultado como el que, manifiesta el versículo, es necesario un gran desarrollo humano, es haber vencido un montón de dificultades y sobre todo comprender que está en cada ser humano, el hacer el bien o el mal, nadie obliga a nadie a actuar bien o mal, ni tampoco son las circunstancias las que nos marcan un parámetro parecido.
Todo aquello que va por las vías normales del desarrollo, en sus inicios tuvo que poseer una adecuada planificación, cuando un acto no causa arrepentimiento es porque fue efectuado en la conciencia de que era lo correcto, y si daño pudo haber causado, ya se llegará a la instancia en que se tendrá que analizar adecuadamente este proceso, y quizás las perdidas sean menores en el resultado final del beneficio.
Referente a esto mismo, las actitudes humanas suelen ser extremadamente curiosas y en oportunidades, hay que ser cuidadoso para no entrar en una confusión generalizada, en una oportunidad me toco presenciar un acto hasta curioso, una madre se quejaba amargamente porque su hijo había sido detenido por la policía, el acto de aquellos que vigilan el orden fue el correcto, hicieron un bien y estaba a todo análisis que así era, pero la madre del delincuente se quejaba amargamente, por ese acto que según ella era injusto, le pregunte que acontecía con las víctimas de su hijo, con cierta soltura de cuerpo y seguramente por causa de su propia necedad, me respondió que esas eran cosas de la vida.
Nos podemos dar cuenta, que todo en la existencia, tiene un precio y sé producen dos factores, aquel que nos lleva por el lado del bien y también por el lado del mal, cuando a un acto bueno se le busca un resquicio para desvirtuarlo, el que lo hace es muy necio o simplemente muy malo.

Mientras un mal acto cometido no da su fruto, durante ese tiempo el necio lo cree tan dulce como la miel, pero cuando el mal acto madura, el necio se enfrenta al dolor.

La propia experiencia de la vida, nos da ciertas demostraciones, para este resultado ni siquiera se requiere conocimiento ni experiencia, siempre una acción mala produce al final del camino dolor, los necios pueden disfrutar de sus malos actos, no más allá que el tiempo lo permite, pero más temprano o más tarde todo vuelve a la normalidad y posteriormente le tocara sufrir intensamente.
Ya sabemos que la existencia tiene varios mecanismos, por los cuales armoniza los actos, la ley del karma nos juzgará en la posteridad y nos obliga al equilibrio, pero ello es en la posteridad, en el presente tenemos lo que se llama la Ley Natural, ella accionara sus mecanismos de control, lo único que le interesa es armonizar, y las consecuencias posteriores no van dentro del análisis, sino que simplemente cierra los mecanismos de control para que vuelvan al estado primario.
Aquel que no conoce los diferentes procesos de la vida, normalmente padece de aquello que supuestamente le era favorable, algunos se quejan de las acciones de al vida diciendo: “nos cobran más de lo que realmente hacemos”, es difícil que la ley natural actúe en esa forma, en el sentido que cobre más que lo real, quizás será que el deudor es el que no quiere reconocer que el valor, de la cobranza es la exacta, existe una forma real y adecuada, para no pagar deudas con la vida, simplemente no cometiendo actos que nos sean cobrados, de caso contrario, seguirán en la misma forma, mala acción pago adecuado.


BUDA MÁS SOBRE LOS SABIOS


Los que riegan, canalizan el agua; los arqueros enderezan la flecha; los carpinteros tallan la madera; los sabios se disciplinan.

El ser humano por tendencia de su naturaleza material, pretende siempre culpar a otros por sus errores, cuando están en las puertas de realidades desconocidas para ellos, no se preocupan de los beneficios, lo único que les interesa es según ellos, no perder su sagrada libertad, curioso concepto ya que en la mayoría de las oportunidades, ni siquiera saben el significado real de esas palabras.
Si quieres salir del estancamiento espiritual, el cual ya está siendo absorbido por el mundo material, estas forzado a cambiar algunos aspectos de tu vida, cuidado no son tantos, simplemente disciplinarte, para que en esa forma no te hagas esclavo de tu cuerpo ni de sus deseos, todas las cosas de la existencia, en la mesura de la vida, son adecuadas, los excesos son los que perturbasen nuestro proceder, cuando tenemos los conceptos claros y nada se nos contradice interiormente, significa que hemos tomado el camino correcto hacia nuestra superación.
Una vida disciplinada hace que nuestra conciencia sea firme, en las instancias complejas de la vida, comprendemos que todo es finito, mientras vivamos en el mundo de la carne, no habrá diferencias entre los aspectos materiales y espirituales, la forma es la misma el resultado es diferente, pero lo material quedara aquí cuando nos marchemos, lo espiritual será nuestro equipaje en el viaje hacia la inmortalidad.


Como una sólida roca no se mueve con el viento, así el sabio permanece imperturbado ante la calumnia y el halago.
Hemos tocado un punto muy sensible, el hombre sabio no se hace participe del resultado de sus obras prescritas, ejecuta el trabajo en la mejor forma posible, los resultados son solamente eso, productos de la acción, él no puede comprometerse con ellos, porque en ese caso se está alejando de los preceptos de Dios, entonces ya tiene clara sus bases fundamentales.
Está en la instancia que aquellos que no le quieren bien, proyectaran imágenes y pondrán en sus bocas palabras necias en contra de aquel que ellos consideran su enemigo, y enemigo solamente porque posee más conocimiento que ellos y está revestido de una humildad que no comprenderán por estar absorbidos en sus propias miserias, todos los que quieren mal siempre ofenden al que es menos ignorante que ellos, pero también tenemos la contra parte, aquellos que reconocen en el ser humano la sabiduría y bondad, entonces lo halagan, porque saben que puede ser merecido para el que enseña, es él el que debe mantenerse aparte de todos esos conceptos porque sin importar lo que este entregado y el conocimiento que posea, es simplemente un alumno más dentro de los procesos de al vida.
El ser humano más sabio y el más ignorante, siempre tiene algo que aprender, como a su vez algo que enseñar, en la conflagración de los tiempos, serán otros infinitamente más sabios los que calibraran las obras de unos y otros, eso no corresponde al ser humano condicionado.

Como un lago profundo es transparente y tranquilo, así se vuelven los sabios al escuchar la Enseñanza.

Ya hemos manifestado, que la sabiduría y el conocimiento, es algo que siempre se tiene que estar adquiriendo, ya sea por escritos o simplemente en charlas con otros que comparten realidades parecidas.
El ser humano que realmente es sabio, comprende que por el resto de sus vidas deberá estar aprendiendo, no es la existencia una forma rígida, en la que se puede decir se llega hasta este punto y después ya no hay nada que aprender, así escucharan hablar al ignorante, en cambio los otros siempre estarán en constante búsqueda de los diferentes aspectos de la propia existencia espiritual.
Es imposible en una existencia carnal como en ciento de ellas, aprender todo aquello que relaciona el mundo de la materia con el espíritu, sus formas aunque diferentes son aplicables en la armonía del mundo físico, las negaciones del conocimiento, son las que siempre traen malas consecuencias, porque nos hace actuar en los extremos, y ellos siempre serán peligrosos, el fanatismo de donde venga y como venga, siempre será causante de problemas, basta con dar una ojeada a la historia de este planeta para darnos cuenta hasta donde a llegado en ese aspecto.
Los seres humanos sabios, se mantienen serenos aprendiendo de las Escrituras o por último de los propios procesos de la vida.

El santo se desapega de todo y no se implica en la avidez sensual. Cuando le alcanza la felicidad o el sufrimiento, con sabiduría no se deja afectar ni por la euforia ni por el abatimiento.

En este versículo la palabra santo, no significa lo mismo que conocemos común mente, el santo que a logrado el conocimiento de la inmortalidad y que es enviado a vivir nuevamente para con su ejemplo sintetizar una forma de vida o procedimientos en el aprendizaje, no es aquel que es elevado a un altar, para él sería un simple acto mundano de egolatría, ya que sabe que ningún ser humano, sin importar la calidad que posea dentro de su existencia, puede asignar a otro ser humano como santo, esa es una denominación entregada por la inmortalidad, y de lo que si estamos seguros, es que si un santo está viviendo entre nosotros, ni cuenta nos daríamos, porque su forma de actuar está muy alejada de todas las formas conocidas por las almas imperfectas como nosotros.
Un ser en estas condiciones, está más allá de las simples consideraciones humanas, realiza su obra y nada le perturba, enseña a millones y uno sólo comprendió, sabe que está bien, enseña a millones y los millones comprendieron también está bien, ya alcanzó propiamente un estado el cual le aleja de muchas realidades mundanas.


Ni para sí mismo ni para otros desea hijos, riquezas o reinos; ni con equívocos busca su propio éxito. Una persona así es, por supuesto, virtuosa, sabia y recta.

El conocimiento enfocado con sabiduría, siempre nos lleva por las vías adecuadas del desarrollo, entonces el ser humano sabio no desea para sí mismo aspectos materiales ni tampoco para sus semejantes, simplemente entrega una razón que va inserta en el conocimiento, no podemos dejar de lado que en muchas oportunidades, esa misma razón del conocimiento en muchas oportunidades le lleva a obtener beneficios, pero una persona sabia toma eso como una consecución secundaria a la real idea de la acción.
Siempre aquello que trae consigo riquezas y fama, puede hacer cambiar a una persona, sin lugar a ninguna duda que así es, pero la diferencia radica en que el ser humano que realmente es sabio, controlará esos aspectos y puede acontecer que no le afecten, porque si así es, está demostrando que todo aquello que eran sus convicciones aún no estaban tan firmes como se suponía y le falta un camino por recorrer.


Pocos entre los seres humanos son los que cruzan a la otra orilla. La mayoría solamente suben y bajan por la misma orilla.

Este versículo se está refiriendo a un aspecto muy importante, cruzar a la otra orilla, es, complejo se reconocía en la antigüedad que ello entregaba mucha libertad, era el levantamiento del ser humano desde reptar, ponerse de pie y caminar, pero a pesar de ser tan positivo, de todas formas infería muchas situaciones que eran realmente complejas, y según los entendidos en muchas oportunidades los renunciamientos no valían la pena.
Aquí hemos llegado a una instancia compleja, atravesar la otra orilla la que incluye el conocimiento y la comprensión humana de los aspectos divinos, y reconocer como tal nuestra espiritualidad, se tienen que responder algunas preguntas:

¿Vale la pena la espiritualidad, si abdico mi razón de ser?

¿Mi familia y todo lo que quiero, es más importante que lo divino?

¿Realmente puedo vivir en esa forma?


Solamente hemos puesto tres preguntas, creemos que encierran la globalización de la idea, todas estas preguntas tienen una sola respuesta, ella es si, sin lugar a ninguna duda que vale la pena, ahora debemos profundizar, en el asunto, personalmente creo, que un ser humano, que es presionado por el medio para que renuncie a sus propias convicciones espirituales, por el hecho que posee una familia, propiamente está, no le quiere bien, cuando el ser humano condicionado, reconoce a su Dios, Padre Creador de todo y sustentador del universo y toda la vida en si misma, no puede haber nadie más importante que Dios.
Podemos cuestionar está forma de pensar, pero si a la luz del análisis sé demuestra que así es realmente, de todas formas existen renunciamientos, la vida condicionada en los aspectos materiales y también espirituales, por todas sus acciones sean estas favorables o desfavorables, nos estará imponiendo un precio, adecuado o no así es y ya teniendo razón de esa acción podemos ser conscientes en la acción.
Ahora podemos comprender, que son muy pocos los que cruzan a la otra orilla, y aquellos que lo hacen, jamás retornan y continúan su camino con paso firme hacia su propia realización personal, la que prontamente se transforma en un mayor conocimiento, claro que cuando cruzo, ya sabia el precio a pagar.
Los otros se quedan acá como seres difusos incapaces de reaccionar adecuadamente a los diferentes propósitos de la existencia, no todos se quedan por exigencias del medio o de índole familiar, algunos simplemente porque son de naturaleza cobardes y no quisieron jugar las opciones, van según lo que dictan las tendencias, sin importar que propiamente estas les perjudiquen al extremo de hacerles fracasar.
Personalmente dudaría mucho si algún ser querido mío, me hiciese elegir entre ella o mis creencias espirituales, la duda no sería que elegir, sino a que bando pertenece esa persona, ya que no concibo que un ser carnal que nos puede acompañar una vida o doscientas vidas quiera igualarse a nuestro Padre Creador.

5 Comments:

Blogger incondicionallove said...

sin deseos

1:36 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Very nice site! http://www.car-rental-coupons-7.info/Mazda3.html

8:25 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Excellent, love it! Bodywise pilates Free+mcse+testing Didrex no prior prescription invicta watches Which store has proactiv solution where to buy didrex on-line

2:12 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

best regards, nice info » »

9:48 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

What a great site film editing schools

10:32 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home